Cosas de Murcia

PRINCIPAL 

HUMOR               PAPIROFLEXIA              POESÍA     P          TEATRO         MURCIA            Vídeo-cuentos

GUÍAS DE CINE
 
 
El busano de la sea (LENGUAJE DE LA HUERTA)
El gusano de seda

EL BUSANO DE LA SEA (LENGUAJE DE LA HUERTA)

-El busano de la sea

se esmangarrilla en seguía,

si no se le dá tóo el cudio

que el alimal nesecita;

5 y sa mester, caballeros,

al fin y a la prepartía,

que los que hamo s estudiao

la gramática latina

esperfollemos los libros

10 y espicacemos la Biblia,

pa fin de dar con el ese

que al busano dá esa inquinia,

que mos deja sin cosecha

y por tanto sin comia.

15 Porque, es claro, los panochos

no entendemos de pulítica,

y no hay mas Dios que los tolmos

pa rebuscamos la vida:

y como el trigo en la huerta

20 es malo y de poca harina,

y ainda más hay que quemallo

en cuanto acaba la trilla;

y el pimiento está tira o

porque en Murcia lo frabican

25 con una tierra que sacan

de no se sabe que mina;

y hasta el probe tomatiquio

y hasta la calabaziquia

no sirven pa zarangollo

30 porque en Murcia no se estila;

sólo en la sea tenemos

el pan nuestro de ca día.

Mas, como la sea estos años,

dende que el tren nos ve sita,

35 se pierde toa, y queamos

tocándonos la barriga;

sa mester poner remedio,

pero corriendo, enseguía,

y meterle bien los deos

40 al mal que nos crucifica.

La sea viene perdiéndose

porqué el busano se inquina,

se recula entre los zarzos

y se muere panza-arriba.

45 ¿Pos qué le pasa al busano?

dice la gente asustaiza;

y el busano no responde

ni siquiá una palabriquia.

Pós ya que el busano no habla,

50 porque hombre muerto no chilla,

yo us diré lo que le pasa,

que tóo aquí se desplica.

Es que el busano está malo,

empenalizao y con tirria,

 

 

 

55 porqué lo han trata o mal

dende la primer dormia,

muncho antes, desde que al mundo

vino el forma de boliquia.

La simiente la tratais

60 como una cosa perdía,

la meteis entro del arca,

y allí le encajais encima

los zaragüelles, la manta

morellana y la otra fina,

65 la canana con cartuchos

y las senaguas de viras;

y la simiente está ahogá,

y se le seca al agüiquia,

ande se mantié el busano;

70 que la simiente aunque chica,

es lo mesmo que los güevos

que calientan las gallinas,

y si los güevos dan pollos,

busanos aquella cria.

75 La simiente la pondreis

ande haya mucha ventila

esparramá en cernaores,

o en una jarra metía:

ande no haya olor a istiercol,

80 ande no se pudran crillas:

que no tenga cerca azarbe

ni regaeras corromplas,

porqué los malos olores

a cualquiera prejudican.

85 Si juera caso de peste,

o estuviera acometia

de calenturas la casa,

hay que sacarla a toa prisa,

porqué si las calenturas

90 güelan como las avispas,

y a las presonas se agarran

como pantasmas malinas,

a la simiente tambien

le tocará su chiniquia.

95 Ya he dicho que la simiente

de las palomas es hija,

cuando la paloma macho

cevilmente se encapricha;

y como los hijos sacan

100 de los paeres las maquilas,

es mester que las palomas

estén muy blancas y limpias,

sin una mancha en las alas

y con ojos que echen chispas,

105 aunque las mejores tienen

cierto viso de pardiquias.

Pa revivir el busano,

se echa en una cáuza limpia

de esparto seco y picao

110 la simiente, y se le aviva

con el calor presonal

de anguna presona misma,

que esté sana, que no tome

enjuages, ni medecinas,

115 y no le güela el sudor

como a Perete Cosquillas.

Cuando ya sale el busano,

dentro de la cáuza misma

se echan hojas de morea

120 de las mas finas, mas finas,

porque como es pequeñiquio

no tiene dientes tavia,

y la hoja tierna es lo mesmo

que si le dieran papillas.

125 Entonces se abrigará

con el sol de medio día,

sin ponerlo al rechichero,

porque entonces se encorvilla;

se huirá de que el aire frio

130 le arremeta una embestía,

que es lo peor y mas malo

que pué pasarle en su vida.

Algunos por alantarlos

los tienen al sol too el día, y

135 eso daña a los busanos,

y pa eso cuando el sol pica.

Un calorciquio suave

el busano necesita;

por eso ni muncho sol,

140 ni esas lumbrerás que atizan

en las barracas angunos

les aprovechan ni pisca.

Con un marómetro güeno,

que es lo que ahora se estila,

145 hasta los zagales saben

de los cosas mas centíficas,

y miden, diquia por deos,

el juego que se le aplica.

El bus ano, méntres vive,

150 sólo hace cuatro dormías,

 

y duerme con calentura,

y no come, ni se enclina,

y está muy mal humorao,

en clis, como la pulítica.

155 No he leio en nengun libro,

ni tampoco en la cartilla,

la moa e meter los deos

al busano en las dormias:

el mas sabijondo no habla

160 ni siquiá una palabriquia,

cuando al dormir de las tres

el bus ano se encorvilla;

y es una muerte dejar

el suor y las fatigas,

165 que representa el busano

pa tirallo a la bardiza.

Cuando se emperra el busano

en cercustancias tan créticas,

lo mejor es oreallo,

170 si nó son muy malos días,

quitalle el lecho caliente,

alegrarlo con hojiquias

frescas, que esté ancho en los zarzos

y mu poco de comía;

175 que si al bus ano le sale

de calidá el ser seista,

él se subirá a los frailes

a hacerse la capilliquia.

He arrematao de busanos;

180 abora se necesita

que lus dé algunos consejos

atento de la comía.

Cuando cobreis el capillo,

ir a la pastelería

185 y comeros media ocena,

ú lo que us coja en la tripa,

antes que pagar el rento,

ni dalle a náide noticia;

por que el probe, que es mas probe

190 que las ánimas benditas,

si, cuando tiene doblones,

él mesmo no se convia,

muere harto de pimentones,

de tomates y sardinas,

195 pegando un esclavejío

que ni el ólio nesecita.

A emás no tendais la cola

remaniente a la pulítica,

porque las rebulliciones,

200 trastornos y tremolinas,

pa angunos son entruchaos,

pa el probe siempre palizas.

Conque a criar los busanos

a cudiar las hortalizas,

205 y el domingo a echar un truque,

o una mano a la manilla .

JOSÉ MARTÍNEZ TORNEL

Colección completa de romances populares murcianos.

Murcia, Imp. El Diario, 1880,págs. 44-51